Consejos de un dermatólogo: Cómo crear la rutina ideal para el cuidado de la piel cuando se vive en Arizona


Lo mejor es llevar una rutina sencilla para el cuidado de la piel y para esto basta usar una buena crema humectante y un protector solar con un FPS alto. Estos consejos de un dermatólogo le ayudarán a proteger su piel del calor de Arizona.

En Arizona, el clima es seco y soleado, por lo tanto, es indispensable contar con una buena rutina para el cuidado de la piel.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y sus funciones son regular la temperatura de este, protegerlo de infecciones externas y servir de barrera ante el ambiente exterior.

Los dermatólogos se especializan en el tratamiento de una gran variedad de padecimientos de la piel, desde el eccema, las verrugas y el acné hasta reacciones a medicamentos que son más complicadas, así como también otras alteraciones y enfermedades de la piel. Además, brindan recomendaciones excelentes con respecto a las medidas que se pueden tomar a diario para proteger la piel.

A continuación encontrará lo que aconseja un experto para tener una piel saludable durante todo el año aun cuando se vive en el desierto.

Protegerse del sol

El índice ultravioleta de Arizona está elevado constantemente, así que en este estado surgen con frecuencia más casos de cáncer de piel y daños del sol que en la mayoría de los otros estados. Por eso, es tan importante ser cumplido en cuestiones de protegerse del sol, sobre todo en los meses más cálidos y para esto lo primero es encontrar el protector solar más indicado.

Los protectores solares de cinc o titanio son más seguros tanto para usted como para el medio ambiente y por eso los recomiendan la mayoría de los dermatólogos. Estos protectores están hechos con minerales en lugar de sustancias químicas, por tanto, lo protegen de los rayos del sol sin exponerlo a sustancias dudosas. El único problema con estos es que a veces a las personas les parece que les dejan un aspecto blanquecino. Sin embargo, en los últimos años han salido fórmulas nuevas de estos productos, las cuales son más transparentes y ligeras.

Sea cual sea el tipo de protector solar que elija, recuerde que basta un factor de protección solar (FPS) de 30, pero lo ideal es un FPS de 50. En un día normal en que no suda y no entra a la alberca puede aplicarse el protector solar por la mañana y volvérselo a aplicar cada cinco a seis horas. En caso de sudar o nadar, vuélvaselo a aplicar cada dos horas.

Humedad

En lugares como Arizona que son de clima no muy húmedo, la humedad es esencial. Si no se humecta la piel con la frecuencia suficiente, la resequedad puede dañar la barrera de la piel y ocasionar eccema. El eccema es un padecimiento relacionado con la resequedad de la piel, el cual se manifiesta con mayor frecuencia en las manos y los pies como un sarpullido que pica y que puede ocasionar que la piel esté más sensible e incluso a veces puede causar dolor.

Para evitar el eccema y otros padecimientos relacionados con la resequedad de la piel, báñese solo una vez al día —o dos veces si durante el día suele sudar más que otras personas— para así poder sellar tanta humedad en la piel como sea posible. Después de bañarse, aplíquese bastante crema humectante en la piel. Si siente que su piel está más reseca que de costumbre, no dude en aplicarse más crema humectante durante el transcurso del día.

Consejos sobre la rutina para el cuidado de la piel

Basta algo sencillo a la hora de establecer una buena rutina para el cuidado de la piel. El sector de la belleza y el cuidado de la piel es uno de los más grandes del mundo, sin embargo, la mayoría de los productos de los anuncios publicitarios son innecesarios para tener una piel saludable. Como dicho mercado ofrece muchas opciones, seleccionar los productos más indicados puede ser una tarea abrumadora, así que consideremos los productos que en realidad son necesarios. Tenga en cuenta que las rutinas de cuidados pueden variar de una persona a otra según el color, la textura y el nivel de humedad de su piel.

Cuidados básicos de la piel

Procure una rutina sencilla y enfóquese en los dos elementos antes mencionados: la humectación y protegerse del sol. La clave está en brindarle a la piel un nivel de humedad que baste para protegerla del ambiente y que no sea excesivo, ya que eso podría ocasionar que se vuelva grasosa y propensa al acné. Asimismo, va a querer disfrutar de la luz del sol arizonense y de sus muchos beneficios sin quemarse o dañarse la piel. En realidad, la crema humectante y el protector solar son los únicos dos productos que necesita a fin de llevar una rutina eficaz para el cuidado de la piel.

Retinol

Si quiere agregarle algo más a su rutina de cuidados, los productos naturales que contienen retinol ayudan a producir colágeno, el cual le da firmeza a la piel. Asegúrese de que solo se aplique los productos que contienen retinol en las noches, puesto que la luz del sol desactiva sus propiedades antienvejecimiento.

Exfoliación

Evite la exfoliación excesiva. Puede exfoliarse de vez en cuando, pero no se vaya a dañar la barrera de la piel. Recuerde que también se cae de forma natural una gran cantidad de la piel muerta.

Estilo de vida

El estrés, el alcohol y los alimentos grasosos pueden ocasionar la aparición de acné. Asegúrese de dedicar unos momentos a la relajación, limitar el consumo de bebidas alcohólicas y comer muchas frutas y verduras, las cuales le brindarán a su piel los nutrientes que esta necesita.

No olvide que nunca es muy temprano para adoptar una rutina para el cuidado de la piel. Enséñeles a sus hijos sobre la importancia de usar el protector solar, asegúrese de que se apliquen crema humectante después de bañarse y a los bebés no deje que les pegue directamente la luz del sol.

Además, a menudo a los hombres les es más difícil darle prioridad a su piel o buscar tratamiento dermatológico porque durante mucho tiempo la sociedad ha caracterizado el cuidado de la piel como una actividad que les interesa más a las mujeres, pero la realidad es que la piel no está vinculada con el género. Es decir, la piel es algo que tiene todo mundo y hay ciertas cosas que se deben hacer para cuidarla.

Cuándo consultar a un dermatólogo

Los dermatólogos siempre están a disposición de los pacientes para ayudarles con el tratamiento del acné, las verrugas o los padecimientos relacionados con la resequedad de la piel. Sin embargo, si nota un bulto o una lesión en su piel, asegúrese de buscar atención médica inmediatamente, sobre todo si dicho bulto o lesión sangra, le pica o aumenta rápidamente de tamaño. Además, si nota que tiene sarpullidos persistentes o si tiene antecedentes familiares de cáncer de piel, debe ir más seguido a consulta con el dermatólogo.

Lo mejor es detectar las alteraciones de la piel antes de que se conviertan en algo grave. Por eso, cada tres a cuatro meses, examínese la piel y use un espejo o la cámara de su celular para alcanzar a ver las zonas de su piel que no se divisan con facilidad. Preste mucha atención al examinarse la cara, las axilas y la espalda. Con la ayuda de la fotografía, la mayoría de los padecimientos de la piel se pueden diagnosticar de forma virtual con un nivel de exactitud de 85% a 90%.

Por último, si cree que ya se expuso demasiado al sol de Arizona, nunca es muy tarde para empezar a protegerse la piel. Muchos de los daños podrían ser reversibles porque la piel es dinámica y es capaz de sanar al contar con la humedad y el protector solar suficientes.

Fuentes:

  1. https://www.colorescience.com/blogs/learn/zinc-oxide-titanium-dioxide
  2. https://www.medicalnewstoday.com/articles/14417
  3. https://www.aad.org/public/diseases/skin-cancer/find/check-skin
  4. https://www.healthline.com/health/beauty-skin-care/how-does-retinol-work
  5. https://blog.valleywisehealth.org/protect-yourself-from-the-arizona-sun-with-these-summer-skin-care-tips/

Acerca del autor

Mansi Sarihan, MD - Dermatología

La Dra. Mansi Sarihan es una médica de District Medical Group y es jefa de dermatología en Valleywise Health. Ella cuenta con un certificado de especialidad en dermatología y terminó su residencia médica en UC San Diego. Es parte del profesorado en Mayo Clinic, University of Arizona y Creighton University y capacita tanto a residentes de dermatología como a residentes de medicina interna. Actualmente, da consulta en persona, así como también por teléfono y videollamada (consultas de telesalud).

Leer más artículos por Mansi Sarihan, MD  Examinar todos los temas

Mantente al día y recibe notificaciones de nuevos mensajes.

Suscribir